Lola Salamanca

Lola Salamanca

Llevo escribiendo desde que tenía 12 años, al principio escribía para desahogar la frustración y la rabia. Mis primeras letras fueron escritas con mucho dolor, pero un día, con 16 años, llegó un momento donde empecé a escribir sentimientos muy bonitos. Me sorprendí a mí misma. ¿Qué había pasado?.

Estoy convencida, de que la trayectoria en la Escuela Superior de Arte Dramático y Danza de Murcia, y haber comenzado a los 13 años como bailarina en el programa Costa-Cálida de RTVE, me hicieron caminar hacia mi propio autoconocimiento.

Desde niña ha brotado, de una manera muy natural, la predisposición a ayudar y la facilidad de visualizar soluciones a los problemas, haciendo fácil lo difícil.

Lo que entendí con los años es, que lo importante es encajar en uno mismo y comprender el sentido de la propia existencia.

Lola Salamanca

Para llegar a esa comprensión y experiencia, primero, he tenido que hacer las paces con mi sangre, portadora de  información de todo mi árbol genealógico.

Hacerlo, me sigue trayendo paz interior y libertad porque ahora me siento con más verdad. -SIENDO -.

"Siempre he sido una persona muy sensible y despierta. Mi abuela paterna siempre decía: esta niña escucha la hierba crecer."

Crecí en un entorno familiar muy arduo y complicado, en el que me sentía fuera de lugar .

De niña, asomada a la ventana, contemplaba a los pájaros volar, soñando, que un día yo también lo haría.

Nací en Madrid pero por la carrera profesional de mi padre cambiábamos de ciudad cada dos años, así que desde bien pequeña he recorrido gran parte de España.

Algo que me permitió conocer más cosas que la mayoría de los niños a esa edad, es cierto. Pero a su vez también me sentía sola y sentía que no terminaba de encajar en ningún sitio.

Me sentía fuera de lugar en mi núcleo familiar porque no entendía nada.

No lograba verme dibujar en
el cielo mi propia libertad.

Aunque más tarde, me di cuenta, de que en todos esos lugares donde iba, al final, encontraba una pieza de mi puzle, que más adelante acabaría encajando.

Quizá no tenía que encajar en un lugar, ni siquiera con alguien en concreto.

La danza y el desarrollo escénico me ha salvado la vida. Me dio alas para volar permitiéndome canalizar mucho el dolor.

Pero, desde los 3 años de edad subida a un escenario pensaba que sobre él pasaría toda mi vida. Pero a los 25 años tuve que bajarme por una fuerte fibromialgia cruzada con una gran descalcificación que me llevó casi a la invalidez.

Fue duro porque tuve que dejar definitivamente lo que más amaba. Me terminé de romper. Pero, ese paso que di me llevó donde estoy ahora.

Lola Salamanca - Costa Cálida

Durante la siguiente etapa de mi vida viajé por EE.UU, México, Egipto, Alemania, Italia y Noruega buscando, sin saberlo, recuperar las piezas de mi puzle interior que finalmente se reconstruyó y me trajo la comprensión del sentido de vivir.

"Cuando viajas piensas que puedes dejarlo todo atrás, pero allá donde vas, vas contigo mismo, con tu mochila y equipaje emocional. Cada lugar me aportó lo que necesitaba para ser yo, comprenderme, entenderme y darle valor a la vida."
"Y en esa etapa de mi vida, desperté."

Entendí que no es relevante lo que te sucede sino cómo lo gestionas.

Me encuentro cada día a muchas personas que por no saber gestionar su situación o sus dones y capacidades, no alcanzan lo que se merecen.

Y realmente, se puede encontrar tu mejor versión pase lo que pase. Si uno quiere claro. Es más fácil de lo que crees. ¿Quieres saber la clave?

Aprende a soltar lo que no eres.

Para saber quién eres primero hay que soltar lo que no eres.

Todas las situaciones duras, dramáticas y desgarradoras que he vivido me han enseñado lo que no quería ser.

Es importante saber qué es lo que no quieres antes de descubrir quién eres y qué quieres.

A mí, dejar de ser lo que no era, me sentó muy bien, porque me he ido sintiendo más libre cada día y la vida me ha traido muchos regalos en forma de eventos, personas, lugares, logros y alegría de poder compartir.

Pájaro volando mano

EN MI TRAYECTORIA HE TENIDO LA OPORTUNIDAD
DE VIVIR MILES DE AVENTURAS

Ser experta en Terapia Familiar y en la Resolución de conflictos desde la raíz familiar, me ha llevado hacia reconocimientos inesperados, como el nombramiento del Club UNESCO Málaga Prodiálogo. A ejercer como Juez de Paz,  a ser socia activa del Club Leones Málaga Ilusión, que tiene alianzas estratégicas con la ONU y la OMS.

La PAZ y LIBERTAD han sido mis dos grandes máximas desde que era pequeña y llegaron a convertirse en mi gran deseo personal, ahora son mi misión de vida.

Junta Directiva UNESCO Diploma 2017

"La vida es muy mágica, solo hay que encontrar el valor que tiene todo lo que estás viviendo. Aunque ahora te cueste verlo, yo te llevaré de la mano para que lo consigas."

PUEDES EMPEZAR AHORA MISMO A TRANSFORMAR ESE SUFRIMIENTO

Descubre cómo iniciar el camino que te llevará a despertar y conocer el sentido de tu vida.

Descubre aquí todas las opciones que tienes para emprender este viaje.

×